Excursión al Pont Natural del Montsant

Descripción

Joya oculta del Montsant, los caminos que llevan al Puente Natural del Montsant no dejan indiferente a ningún caminando. El itinerario elegido en esta ocasión da la oportunidad de conocer íntimamente la naturaleza cambiante del paisaje de esta montaña: crestas peladas, bosques frondosos, valles profundos, cuevas, acantilados, tejos espectaculares, fuentes, estratos caprichosos ... Quien llega al puente Natural del Montsant por cualquiera de sus accesos ya no puede decir que no conoce el Montsant. Aunque tendrá pendiente pasar por muchos rincones del macizo, pero el laberinto que la montaña interpone, antes de que se pueda presenciar esta maravilla natural, proporciona una percepción bastante completa de la geografía de la montaña que los árabes llamaron Gäbäl al-barka, "montaña bendita ".

El sendero a seguir para llegar al Puente Natural del Montsant pasa por entornos muy diferenciados. Hay de todo: subidas, bajadas, caminos anchos, pasos estrechos ... Aunque no es nada difícil, la excursión pide una jornada que puede llegar a seis horas entre caminatas y paradas. El esfuerzo vale la pena.

  • Longitud: 15 km
  • Desnivel positivo acumulado: 825 metros
  • Duración: cinco horas y cuarto sin paradas.
  • Dificultad: media, por la duración y el desnivel.

La caminata comienza y termina en la Morera de Montsant. Desde este pintoresco pueblo subiremos a la Serra Major por el Grau d'Espinós, pasando por debajo de las características rocas del Rei y la Reina.

Una vez arriba de la loma principal iremos descendiendo suavemente por una cresta secundaria en dirección al ojal del barranco de los Pèlags. Un ojal entre rocas nos marca un cambio de paisaje, más frondoso, auténtico laberinto que nos acompañará buena parte del camino. Este comienza a pasar bajo un risco bajo el que se encuentra el objetivo de nuestra excursión. Para llegar, sin embargo, todavía habrá que cambiar de vertiente y adentrarnos en el Barrand del Vidalbar, un verdadero museo botánico que contrasta totalmente con la aridez de la Serra Major. Un desvío nos hará descender hasta el Puente Natural del Montsant, ventana que enmarca las caprichosas formas de los Ventadors. Hay que deshacer este último tramo de camino y sumergirnos en la frondosidad del Barranc del Vidalbar, que aloja rincones con espectaculares ejemplares de tejo, árbol protegido en toda Cataluña.

Este tramo de camino también merece una visita a la Cueva de Soronelles, inmenso abrigo natural.

Un nuevo ojal de roca nos devuelve al paisaje de solana, en medio de un barranco con bojes y corniguers. Una corta subida nos planta en la Serra Major, que atravesamos para descender directamente hacia el de la Grallera, paso previo al último tramo de bajada hacia la Morera de Montsant.

Serra del Montsant
Serra del Montsant
Serra del Montsant
Serra del Montsant

Inscripción

Proposta
Afiliat Agència Catalana de Turisme
Any del Turisme Cultural 2019
Touristlink Certification Badge